PRESA IBERICA CON GUISO DE PENCAS Y HABITAS

Alguna vez ya se nos ha oído decir que el cerdo (lógicamente referido al de cuatro patas), nos da muchas alegrías y hoy traemos a nuestra mesa una carne que aunque en principio nos mueva la intención de rescatarla, no nos dejemos engañar por su nombre, porque a ella el traje de rayas se lo aportan  las vetas de su grasilla y el nombre además le viene,  pienso yo, porque la muy cuca se aloja en la parte del cabecero del lomo, llamada escápula. La verdad el nombre tira un poco para atrás, pero … según la pasas por la sartén, tienes que echar el cerrojo a la puerta de […]