Tosta de medallones de manitas con piquillo y almendras

Share Button

Hoy es viernes …, para muchos el mejor día de la semana.
Además Viernes es un sustantivo excepcional de esos que con sólo oírlo percibimos un montón de sensaciones que alientan el ánimo, al menos a mí me ocurre y debe ser porque este día es la muga del fin de semana y por tanto el único objetivo a conseguir es disfrutar de este tiempo de ocio.
Resulta curioso no encontrar estudio alguno liderado por universidad prestigiosa donde tras una laboriosa investigación se arrojen datos estadísticos que refrenden mi comentario.
Pero, …ahí está Robinson (no la señora que seducía al son de los Garfunkel), sino Crusoe de la familia de los “Náufragos” que arribó a una isla solitaria situada en la mitad de ninguna parte del océano y descubrió a otro ser que andaba por allí también corto de ropa y se vino arriba bautizándole con el nombre de viernes.  Y así vivieron en la “Island” durante 28 años hasta que fueron rescatados disfrutando durante todos esos días de iniciar en cada madrugada un nuevo preludio de fin de semana (para Robinson weekend, porque era inglés).  Tremenda juerga.
Pues hoy estamos así desde estos fogones y vamos a celebrarlo con una “tosta isleña” deliciosa, donde han naufragado unos medallones de manitas de cerdo (anteriormente llamadas de ministro hasta que estos pobres animales se quejaron) con una salsa deliciosa y que mucho me temo que  vamos a abordar  el rescate de inmediato.
Nos ponemos el delantal y al abordaje.  Empezamos.
Tosta de manitas de cerdo con piquillo y almendras_ingredientesFotor
INGREDIENTES (para 2 tostas):
2 manitas de cerdo, agua (para cubrir las manitas), 1 cucharada de cebolleta, 1 toque de mostaza, 6 cucharadas de caldo de las manitas, sal, pimienta, 1/2 cucharilla de pulpa de pimiento, 10 gr de mantequilla, 1 cebolleta, 2 pimientos del piquillo, 1 toque de aceite y 1 chorrete de aceite. Necesitaremos 1 huevo para rebozar.
Tosta de medallones de manitas con piquillos y almendras 4
ELABORACION
Tosta de medallones de manitas con piquillo y almendras 6 Fotor
Preparamos las manitas

Limpiamos las patas, salpimentamos y las metemos en la olla a presión a temperatura alta cubierta de agua.
Tapamos la olla y una vez que empiece a salir el vapor, bajamos la temperatura y dejamos sobre 45 minutos.
Sacamos y esperamos a que se atemperen un poco para ir quitando los huesos.
Reservar un poco de caldo.
Colocamos la carne limpia en un recipiente rectangular, esperamos que enfríe.
Desmoldamos y cortamos las rodajas.
Pasamos por harina, huevo y freímos en la sartén.
Reservamos.

Preparamos la salsa
Echamos una cucharada de mantequilla a la sartén y seguido la cebolleta en juliana.
Dejamos que se vaya haciendo a temperatura baja.
Cuando la cebolla esté pochada y un poco doradita, echamos la pulpa y revolvemos.
Vertemos el caldo, salpimentamos y dejamos que poco a poco se reduzca.
Sacamos e incorporamos la mahonesa y la mostaza,
Reservamos.
Tosta de medallones de manitas con piquillo y almendras elaboración_5 Fotor
Preparamos los pimientos del piquillo y las almendras
En una sartén echamos un chorrete de aceite y seguido las almendras.
Sazonamos y cuando estén doradas sacamos y reservamos
Ahora incorporamos los pimientos.
Sazonamos un toque de azúcar y dejamos que se frían por ambos lados.
Sacamos y reservamos.

Montamos la tosta
Tostamos la rebanada de pan, untamos con la salsa, incorporamos el pimiento en una esquina, los ricos medallones los extendemos a lo largo de la tosta y por último esparcimos las almendras.

Si sois de los que os gustan estas las manitas, seguro que vais a disfrutar un montón.
Tosta de medallones de manitas con piquillo y almendras 8

 

Tosta de medallones de manitas con piquillo y almendras 2

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

One thought on “Tosta de medallones de manitas con piquillo y almendras

  1. Ya decía yo…que ese plato, “manitas de cerdo”, tenía que ser para la gente sibarita de la mesa
    , sin que tubiera que estar incluido lo del cargo político, porque a mi me encantan. Este mismo verano en un pueblo del Medierraneo nos pusieron unas que hasta les hicimos una foto para no olvidarlas.
    Tengo que probar las vuestras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *