Route 66: Chicago Downtown

Share Button

Route 66Chicago 21º, mayormente despejado.
Hoy nos hemos acercado a Chicago Downtown y la salida de la estación ha sido sorprendente. Tras dejar nuestro barrio de casitas, flores y banderolas nos hemos encontrado entre unos rascacielos enormes donde mayormente destaca el cristal y el acero.
Se camina bien y esta zona está muy limpia.
La gente es muy amable y tienen con nosotras una paciencia impresionante. Según subimos al autobús, tren o buscamos cualquier punto de la ciudad, nos asaltan infinidad de dudas y es en ese momento cuando iniciamos la ceremonia del entendimiento, que en nuestro caso sigue el siguiente protocolo: primero preguntamos en inglés, si nuestro interlocutor levanta la ceja y observamos que empieza alucinar, no nos desanimamos y empezamos con los gestos.  Aquí algunos llegan a asustarse pero allí seguimos imparables, …resumiendo hemos ido y aquí estamos de nuevo, en el hotel, como señoras, haciendo risas de las “caritas” que hemos dejado a lo largo del día y es que esta gente es muy buena, que nos lo digan a nosotras.
Nos hemos acercado al Millenium Park donde está la Cloud Gate o la Puerta de las Nubes, familiarmente conocida como The Bean (“El Haba”). La figura está inspirada en el mercurio líquido, su autor es Anish Kapoor y realmente merece la pena. Construida con 168 placas de acero perfectamente pulidas, la superficie refleja y distorsiona el skyline de la ciudad.
Chicago Gloud Gate
Una foto muy preciada de esta curiosa escultura que pesa más de 100 toneladas, es colocarse justo debajo y apuntar con la cámara hacia arriba.
Chicago Gloud Gate 1
Seguido de esta espectacular alubia tenemos el auditorio realizado por Frank Gehry, el Pabellón Jay Pritzker, es un templete de música donde se realizan las actividades de la Grant Park Symphony Orchestra and Chorus. Los ensayos en verano se hacen durante el día y todo el mundo puede sentarse y deleitarse.

Frank Gehry, el Pabellón Jay Pritzker

Frank Gehry, el Pabellón Jay Pritzker

Paseando por la ciudad siempre oyes el traqueteo del Chicago L que así se llama el metro de Chicago (el segundo más antiguo de EEUU).
Si por algo se distingue este metro es que gran parte de las líneas están elevadas sobre las calles, de ahí el nombre L (de elevated).

Chicago L  Metro

El río Chicago, el inmenso lago Michigan, los puentes especialmente el de Michigan Avenue, el edificio del Chicago Tribune, La Trump Tower que iba a ser el edificio más alto del mundo, pero tras los acontecimientos del 11-S se desechó esta idea, …

Chicago Downtown

Todo este recorrido nos lo hemos pateado a pinrel limpio, cosa que sorprende a los foráneos que no les entra en la cabeza que a los sitios se puede llegar sin ruedas.
Nos hemos encontrado con el Chicago Farmers Markets, que es un mercadillo donde los productores muestran y venden sus productos.  Nos ha encantado … por cierto, destacar a los queseros de Wisconsin que hemos probado sus especialidades y ha sido muy difícil dejar de untar, casi imposible, pero así somos.

Chicago Farmers_Fotor

Luego con ese gusto tan bueno que teníamos en boca, prácticamente hemos salido corriendo hacia Navy Pier donde se encuentra la recreación histórica de la primera noria que se construyó en 1893 con ocasión de la World Colombian Exposition.
Chicago Navy Pier Noria

Y por fin, el Bubba Gump Shrimp Co donde al fin nos hemos hecho justicia con un homenaje gastronómico.
El restaurante rememora la famosa película de Forrest Gump y nos hemos degustado unas gambas de las que somos adictas.
He recordado momentos memorables comiendo este puchero de gambas con mis boquitas cercanas (va por ellas).
Hoy no ha sido menos.
Chicago Bubba Gump_Fotor

Agotador día, pero cuando hemos vuelto en nuestro tren que se llama Metra, aún nos quedaba una buena sorpresa … estamos emocionadas tras descubrir en nuestro pueblo un supermercado impresionante.
Y ahí hemos dejado las últimas energías que nos quedaban empezando a preparar nuestro pequeño “ajuar” para recorrer la Route y hoy nos hemos comprado una botella de aceite de oliva con un color maravilloso, unas ensaladeras, tenedores … esto empieza a funcionar.
Apagamos la luz y a descansar.
Todavía queda mucho Chicago y mañana tenemos que estar listas para cuando el despertador suene y nos grite eso de: Arrancamos.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.